domingo

Carta al almirante Daniels

En Funchal, el 30 de diciembre de 1807. A bordo de la HMS Circe.

Querido padre:
Le escribo desde la cabina de mi fragata, fondeada en el puerto de Funchal, el cual fue tomado, junto al resto de la isla, recientemente.
Después de que hayan desembarcado los regimientos de infantería que mantend
rán la posición a lo largo de la guerra, sir Hood ha ordenado que nos mantengamos en la zona un par de días más, a la espera de que aparezcan enemigos en el horizonte, lo que es poco probable.

Esta carta es para comunicarle que en cuanto volvamos a Inglaterra, que no será tarde, visitaré Bedford para celebrar tanto con usted como mi querida madre estas fiestas que me han tenido lejos de mis seres más queridos.
Aunque siempre e
s agradable encontrarse en alta mar, uno no puedo evitar pensar en los suyos y echar en falta su compañía.

Ahora que hay poca actividad, dedico los días a pasear por la ciudad, con sus habitante tan amables con nosotros como siempre, y disfrutando de algún néctar muy típico de la zona en compañía (cuando su tiempo lo permite) del teniente James. Que no le queda duda, señor, de que a mi regreso estaré acompañado por una o varias de estas magníficas botellas para completar su ya bien servida bodega.

En cuanto a lo demás, según nos han informado, Francia, no contenta con disponer de una potente fuerza
armada en Lisboa, prepara su entrada a través de los Pirineos con una nueva fuerza expedicionaria ante la pasividad manifiesta de los españoles, sorprendentemente dóciles dadas las circunstancias.
No cabe duda de que se está creando un nuevo frente, y aunque los buques de Su Majestad dominan los océanos, en el continente 'Boney' aún sigue intratable e infundiendo temor allá dónde pisan sus casacas azules.

De todos modos espero poder hablar de todo esto con usted, si tiene la amabilidad, alrededor de una mesa en Bedford, donde espero llegar a lo más tardar en una semana.
Se despide por tanto enviándole el más afectuoso de los abrazos (extensible a mi madre pero en forma de beso).

Capitán Daniels

2 comentarios:

ALMIRANTE DANIELS dijo...

Querido hijo: como siempre es una enorme satisfacción el recibir noticias tuyas. Si éstas son buenas, aumenta la alegría tanto de tu madre como de éste que te escribe. Esperamos ansiosos tu llegada para la que tu madre organiza una celebración con todos los manjares que ella conoce son de tu gusto. Junto a esos deliciosos caldos que traerás, brindaremos hasta que no quede ni rastro de ellos y aprovecharamos para que nos cuentes con más detalles los últimos acontecimientos. Recibe un fuerte abrazo y el cariño de tu madre.

Capitán Daniels dijo...

Excelente, no esperaba otro cosa.

Con su permiso